“El blog del lujo”

Un blog de bolsamania.com


Publicidad
Automóvil

Sale a la venta un Corvette L-82 oculto tras casi 40 años

Con la aparición del Chevrolet Corvette de la generación C8 a la vuelta de la esquina, estos días ha saltado la noticia de una joya de la tercera generación de esta legendaria marca que salía a la venta tras pasar desapercibido durante casi cuatro décadas, ni más ni menos que un Chevrolet Corvette L-82 del año 1980.

Seguro que no le han faltado novias entre la legión de fanáticos de Corvette o cualquier tipo de coleccionista que sienta una especial sensibilidad por aquellos años 80. El caso es que el auto salía a la venta en eBay en pasado 19 de abril por 32.500$ (unos 29.000 euros) y en tiempo récord ya aparecía como vendido.

Aunque en un principio no se incluyeron demasiados detalles, se pudo saber que el auto es un modelo fabricado entre 1978 y 1980, aunque este en concreto es uno de los últimos en la cadena de producción, es decir, que es del año 1980 y en la actualidad tiene 39 años desde su adquisición.

Perfecto estado de conservación

A pesar de los años presenta un estado sencillamente impecable. Aunque parezca increíble por su edad, el motor se encuentra prácticamente nuevo, algo que no es demasiado extraño si tenemos en cuenta que tan solo tiene recorridas 1.447 millas (2.328 km). Por otro lado, el vendedor de esta reliquia sugiere en eBay que durante la mayor parte del tiempo el coche ha permanecido guardado bajo techo, lo que explica el excelente estado de la carrocería y pintura. Por si fuera poco, el automóvil aparece pintado con un peculiar color Dark Claret (una especia de granate parduzco) que lo hace aún si cabe más atractivo.

Su dueño también ha desvelado que el auto conserva todos sus componentes originales a excepción de la batería, que ha sido sustituida en una ocasión. Tanto es así que incluso conserva en sus lunas la pegatina original que se refiere al modelo, por no hablar de que su guantera incluye el manual original de uso, la documentación de compra, el folleto de publicidad de General Motors y las facturas de las pocas ocasiones en que ha requerido de mantenimiento.

Este deportivo clásico estadounidense venía equipado con un motor L-82 V8 que con 5.7 litros generaba una potencia de 238 CV y ofrecía una aceleración de 0 a 100 km/h en tan solo 6,6 segundos. Está equipado de una transmisión con cambio automático de 4 velocidades y en su origen alcanzaba una velocidad punta de 204 kilómetros por hora. Su peso es de 1.654 kilos y utiliza frenos de disco ventilados delanteros y traseros.

Incluye además otras opciones como llantas radiales y de aluminio, techo solar de vidrio, control de velocidad automático, altavoces traseros dobles y antena eléctrica. Lo que no se ha detallado es si el vehículo ha sido equipado durante todo ese tiempo con algún otro elemento extra y en tal caso cual sería.

El coche fue vendido en 1980 en el dealer Green Chevrolet de Peoria, en Illinois, al propietario de una de las mayores compañías de seguros locales. Tras el fallecimiento de éste, el concesionario de Chevrolet quiso recomprar el auto, pero finalmente fue traspasado a un amigo de la familia que lo ha conservado hasta la actualidad. Por lo tanto, solo ha pasado por dos manos, lo que le confiere un valor aún mayor.

El último de sus dueños también ha señalado que el Corvette tan solo se sacaba a la carretera en ocasiones muy puntuales o para realizarle su mantenimiento, lo que explica que aparezca con un kilometraje tan sorprendentemente bajo para su prolongada edad. Afirma que en los últimos años solo lo ha utilizado en una ocasión para ir con su esposa a visitar a su hijo que vive en Chicago, hasta que finalmente decidió enviar el coche al estado de Orange, en California.

La rapidez con que se ha vendido nos hace pensar que quizás podría haber alcanzado un precio aún más alto en otro tipo de subasta y sospechamos que quizás a su dueño le sucede lo mismo. Es evidente que se trata de una ocasión única para conseguir un auto clásico tan demandado como es el Corvette y en unas condiciones tan óptimas.

En fin, aunque no tenemos datos de quien ha sido el afortunado comprador, para éste habrá sido como adquirir un deportivo nuevo, pero de 1980.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

video