“El blog del lujo”

Un blog de bolsamania.com


Publicidad
Automóvil

El exclusivo Morgan 4-4 desde 1936

morgan_aero_supersports_emblem_10

El actual mundo de la automoción resulta tan competitivo a las marcas que pocos modelos superan la década de existencia y, si lo hacen, con cambios muy significativos en su diseño y motor. ¿Cómo es posible que un coche se lleve fabricando sin variación desde 1936? Así es el exclusivo Morgan 4-4 desde 1936 y seguirá fabricándose en este 2015. Morgan Motor Company, simboliza el más puro espíritu tradicional británico, encarna la elegancia, lujo y “pundonor” sin perder un ápice los principios fundamentales desde su fundación en 1909.

4-4 morgan lado

A pesar de que la producción anual de la Morgan ronda los 650 vehículos anuales, la lista de espera, o mejor dicho, desde que se encarga uno hasta recibirlo, pueden pasar de 1 a 2 años. “Bueno, pensarán algunos, pues que fabriquen más”. Pero si se quiere conseguir la meta fundacional de la Morgan, no basta con “fabricar más cantidad empleando más trabajadores o robotizando las instalaciones”. Actualmente tienen en plantilla a unos 163 trabajadores y cada uno de ellos es un grandísimo “artesano” especializado, sea ingeniero, mecánico o ebanista, porque cada uno de los autos se ensambla de forma manual, con un cuidado y cariño que les ha permitido adaptarse sin interferencias a fusiones y a cambios económicos donde otras marcas no resistieron dichos cambios, marcas tan nombradas y míticas como la Rolls Royce o la Jaguar.

morgan4-4

El fundador HFS Morgan dirigió su taller hasta 1959 en Malvern, Worcertershire, Reino Unido, con la idea clara de construir un vehículo artesanal, provistos de los mejores motores de última generación (tradicionalmente suministrados por Ford o BMW), y curiosamente más ecológicos, pues sus materiales son altamente reciclables y las emisiones de sus motores en CO2 son los más bajos del mercado, sólo superados por algunos motores híbridos. En su fábrica nunca se ha prescindido de los carpinteros de madera y sustituidos por los de metales, más bien se añadieron éstos últimos a la plantilla, ya que sobre un armazón de madera de fresno, diseñado para cada vehículo, lo cubre una carrocería de resistente y ligero aluminio. Materiales como la piel natural, volante de madera, cristal, etc., se distribuye de forma elegante, de manera que se identifica inmediatamente con nuestro estilo de vida.

MORGAN4-4 4Seater

Tras el mítico Morgan Super Sports Aero, fabricado en 1928, e identificable por su única rueda trasera, aparecería en 1936 el “Cuatro Cuatro” (4/4), denominado así por sus cuatro ruedas y cuatro cilindros, cuya producción sigue todavía en marcha. Se puede encontrar en dos y cuatro plazas. Mantiene el récord mundial al modelo que más tiempo lleva en el mercado. Desde su primera salida hasta la actualidad, este “ultra ligero” de cuatro ruedas ha ido acoplando motores según los tiempos. En la última adaptación se acopló el del Ford Sigma de 1.6 litros y 110 CV (82 Kw), en una posición central delantera y con tracción trasera. El Morgan 4-4 Sport sólo está disponible en dos plazas, respetando claramente su espíritu original de “ligereza” y que tanto ha enamorado a los conductores.

MORGAN4-42seater trasera

Desde 1959 hasta el 2003 la dirección de la Morgan pasaría a manos del hijo del fundador, Peter Morgan, que le daría un impulso más internacional a la marca, aunque su reputación ya estaba más que definida, pero la consolidaría entre las marcas más respetadas del mundo, haciéndose presente en grandes eventos y Grandes Premios Internacionales, siendo por el contrario, modesta en presupuesto, con unos ingresos que no superan los 20 millones de libras anuales. Charles Morgan ocupa la Dirección Operacional de la Compañía desde el 2006. El precio del Morgan 4/4 de serie está sobre los 50.000 euros, eligiendo entre 6 tonos de colores para la tapicería y, si no se pide nada extra, en unos meses lo puedes disfrutar. Es cuando pedimos personalizaciones tecnológicas o decorativas, cuando podemos engrosar esa lista de espera de entre 1 y 2 años. En mi opinión, disfrutar de un Morgan da ese puntito de “clase” que otras marcas, quizás con diseños más vanguardistas, nunca alcanzarán.

[gallery ids=”8310,8311,8312,8313,8314,8315,8316,8317,8318,8319,8320,8321″]

Toni Ferrando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

video