“El blog del lujo”

Un blog de bolsamania.com

Entretenimiento y ocio

Lujo en las Fiestas Patronales Valencianas

Salvapantallas FALLAS DE VALENCIA High Quality Vintage Edition. "FUEGOS ARTIFICIALES"

Sin duda es en el Levante Español donde se celebran las Fiestas más grandiosas de España y quizás del mundo. En fechas recientes nos hemos divertido al son de la música y el colorido de las Fallas de Valencia, donde uno sólo de los monumentos artísticos, que terminaron consumidos por el fuego, costó sobre los 150.000 euros. No hay mascletá que se precie inferior a los 6.000 euros y se ofrenda a la Virgen con 24.000 ramos de flores. Cada “barraca de falles” (carpas, casetas) mueve presupuestos acordes a dichos gastos. Los Ayuntamientos de cada población que celebra las Fallas contribuyen con una espectacular falla y montan infraestructuras muy costosas.

trajes fallera valencia

Sólo en Valencia se “plantan” alrededor de 240 monumentos falleros y en Alicante unas 180 “fogueres” todos los años. El traje regional tanto de Valencia como de Alicante, confeccionado a medida, ronda los 3.000 euros para la mujer y no menor de 600 para los hombres, aunque se pueden alquilar y los hay de más baratos (y más caros también). Si a eso sumamos los gastos para bandas de música, que no son menos de 20 y los casi 2.500 kgs de pólvora que se queman, tenemos una Fiesta de lo más lujosa y espectacular. El orígen de las Fallas, tal y como se conocen ahora, se remonta a principios del siglo XIX, venida de una tradición ancestral de honrar la figura de San José con monumentales hogueras (aportadas por el gremio de carpinteros). Cada año más de 100.000 personas participan directamente en la Fiesta y más de 1 millón de turistas visitan tanto Valencia como Alicante en su Semana Grande solamente. Más de 50 municipios de la Comunidad Valenciana celebran las Fallas o Fogueres (semana del 24 de junio).

La otra Gran Fiesta popular levantina son los Moros y Cristianos. Aunque comparte con la otra Fiesta algunos elementos, como el gusto por la pólvora, música de pasodoble valenciano y por los trajes de seda, tienen marcadas diferencias. También algunas pequeñas diferencias entre unas y otras poblaciones que la celebran, por eso me permito centrar mi ejemplo en la ciudad de Alcoy, lugar donde se configura la estructura moderna, su forma actual de concebir dicha Fiesta, celebrada desde finales del siglo XIII. He tenido la fortuna de “vivir” muy de cerca la Fiesta de Moros y Cristianos, por eso me conmueve el esfuerzo tan impresionante que miles de personas realizan para conseguir “mejorar” cada año al anterior, cuyo espíritu debe luchar contra crisis económicas o políticas sin renunciar al sonido y colorido que las ha hecho tan famosas. Comunidad Valenciana, Murciana, Aragón, Castilla la Mancha, algunas localidades de Baleares y Cataluña además de en 17 países, celebran los Moros y Cristianos.

Moros-y-Cristianos.-Alcoy-3

En Alcoy se celebran entre los días 22 al 24 de abril, con un preámbulo importante el día 21 de abril, dedicado a los músicos y a una “noche de olla” o “nit de l´Olla”, donde se degusta un plato tradicional muy sustancioso, la “olleta de músic”, ideal para “sobrellevar” los tres días de frenéticas actividades festeras. Esta esperada cena comienza tras cantar el Himno de Fiestas al son de la música de todas las bandas de música participantes, al unísono, en la Plaza de España. Este año dirigirá a las docenas de músicos el también músico japonés Hiroshi Fujii. Además de esta “novedad” musical en su dirección, se está viviendo una transformación en numerosas facetas consideradas hasta hace poco “intocables”, como una mayor participación de la Mujer en las actividades, antaño consideradas “sólo para hombres”. Pero para entender el origen de esta tradición en los Actos, indumentaria e integración de la música en la Fiesta, debemos remontarnos dos siglos atrás, no sin antes daros una pequeña crónica de sus inicios.

las-fiestas-de-moros-y-cristianos-de-alcoy

La Fiesta de Moros y Cristianos conmemora un suceso milagroso, algunas veces ligado a la aparición de un santo o de la Virgen María, otras veces a un suceso protagonizado por la Nobleza de la Edad Media, incluso a la fundación de una Villa. En el caso de Alcoy se conmemora un hecho bélico acaecido en el año 1276, con un desenlace favorable a los cristianos gracias a la Aparición de San Jorge (y a la muerte consiguiente del caudillo Al-Azraq, entonces dominador de un gran territorio en el Reino de Valencia). A partir de esa fecha y cada año, una procesión capitaneada por Mosén Torregrosa, el héroe de la Batalla de Alcoy, recorrerá las calles de la entonces Villa. Hasta hace bien poco, un familiar de este importante personaje histórico, encabezaba las actividades religiosas, pero tengo entendido que ya no existen descendientes con suficiente parentesco sanguíneo. En esa primera etapa se buscan reliquias del Santo y se construye el primer templo, terminado al menos en 1325 (quizás antes) y su primer párroco sería precisamente un sobrino de mismo apellido Torregrosa. Las primeras crónicas son enteramente de carácter religioso y sólo alguna referencia esporádica nos habla de exhibiciones de caballería, torneos y justas sin ninguna precisión, entre caballeros y militares.

05/05/2014 ALCOY (ALICANTE).- Alardo de los Moros y Crisitanos de Alcoy / FOTO ALEX DOMINGUEZ

05/05/2014 ALCOY (ALICANTE).- Alardo de los Moros y Crisitanos de Alcoy / FOTO ALEX DOMINGUEZ

La segunda etapa la situamos en el siglo XV hasta mediados del XVIII, ya con más información histórica, donde encontramos la relación de actividades festeras y con el arma de fuego incorporada plenamente a éstas. La arcabucería (incluso piezas de artillería), el tambor y la flauta, más las recreaciones de la batalla, se unen ahora a lo religioso. También aparecen las primeras agrupaciones (filás, casi inmediatamente llamadas también comparsas), compuestas por milicianos que visten en honor al héroe religioso, es decir con sotana. En el año 1452 ya podemos leer una primera relación de Cristianos Cristianos y Cristianos Moros, evolución quizás comenzada décadas antes, pero es entonces cuando se inicia la variación de la indumentaria en bandos, al menos en el color de la sotana. Más de 120 arcabuces resonarán por las calles en honor a San Jorge ese año. Para terminar este primer post “festivo”, debo recordar que en el Antiguo Reino de Valencia, más o menos la mitad de su población era morisca y musulmana hasta 1609, año de la definitiva expulsión del territorio español.

[gallery ids=”14491,14492,14493,14494,14495,14496,14497,14498,14499,14500,14501,14502,14504,14507,14508,14510,14511,14512,14513″]

Toni Ferrando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *