“El blog del lujo”

Un blog de bolsamania.com


Coleccionismo

Los iPhone más caros del mundo

 

Un iPhone representa mucho más que un teléfono. Los smartphones de Apple son un símbolo de status tecnológico, de que su poseedor se aplica por estar a la última en gadgets y se preocupa por la calidad de sus dispositivos. Pero esto es sólo el nivel básico.

Por encima están los frikis de los gadgets. Además de tener toda la tecnología implícita en un iPhone, quieren algo más. Buscan un nivel de personalización que transforme su dispositivo en algo único y personal. En este tipo de smatphones ya olvidamos el plástico, que se sustituye por otro tipo de materiales.

Si a la tecnología y la personalización le añadimos el lujo, encontramos los iPhone de edición limitada. Estos dispositivos tienen carcasas de metales raros o preciosos y están adornados con piedras preciosas, semipreciosas y detalles únicos que los acercan al mundo de la alta relojería o la joyería. Sobrepasan el concepto de teléfono móvil y son un accesorio de moda, con firmas prestigiosas que suponen un valor añadido.

La cima la ocupan los dispositivos de lujo que vas a ver a continuación y que son considerados los iPhone más caros del mundo. Son modelos únicos con diseños valiosísimos tanto por los materiales con los que están elaborados, como por las firmas que les dan vida. En estos iPhone no hay nada por debajo del oro de 18 quilates y lo que se utiliza para decorarlos -y darles el aspecto de joyas reales- son diamantes.

iPhone Pricess Plus

El iPhone Princess Plus se llama así porque está decorado con diamantes de corte princesa (princess). Fue el primer iPhone considerado una joya, espectacular en su momento y el más caro durante varios años. Fue un encargo personal de un empresario multimillonario ruso al exclusivo taller de joyería de Peter Aloisson en Austria y su precio –de entonces- fue 176.000 dólares.

iPhone Pricess Plus está hecho de oro blanco de 18 quilates y el bisel frontal de la pantalla está adornado por una doble fila de diamantes blancos. La primera fila está formada por 138 diamantes de talla princesa, la segunda fila por diamantes más pequeños de corte brillante, al igual que los diamantes que dibujan la manzana del logo de Apple en la parte trasera. En total tiene 318 diamantes.

iPhone 3G King’s Button

Este iPhone también ha sido diseñado por el joyero austríaco Peter Aloisson y es el modelo que disparó el precio de los iPhone joya, superando con creces el listón de 1 millón de dólares. Su precio es de 2.400.000 dólares y se debe principalmente al valioso, raro y enorme diamante de 6,6 quilates que está incrustado en el botón de inicio y que da nombre al dispositivo.

No es el único diamante que adorna el iPhone 3G King’sButton.  El gran diamante King está rodeado por una fila de diamantes purísimos, el borde del teléfono también está adornado con una fila de 138 perfectos diamantes blancos de corte brillante, al igual que el logo de la marca Apple en la parte trasera.

El cuerpo del iPhone está realizado en oro blanco, con adornos en oro amarillo y oro rosa, que sirven para resaltar los botones de las funciones, el objetivo de la cámara, etc.

Supreme Goldstriker  iPhone 3G 32 GB

Su diseño lleva la firma de uno de los joyeros especializados en  crear los dispositivos Apple de lujo más exclusivos e innovadores del mundo, Stuart Hughes. Del taller de Hughes no solo salen smartphones, también iPads, portátiles y algunos modelos de Blackberry.

Este modelo es parecido al iPhone 3G King’s Button, pero los diamantes son más grandes, incluido el del botón de inicio, el oro de la carcasa es de 22 quilates y el precio también es bastante más alto. El Supreme Goldstriker  iPhone cuesta 3.200.000 dólares.

Un espectacular diamante único, perfecto, de 7,1 quilates es el adorno incrustado en el botón de inicio. También los diamantes que adornan el reborde del teléfono son más grandes, sólo han necesitado 53 para rodear todo el bisel del frontal de la carcasa, pero por eso resultan mucho más valiosos.

El cuerpo del teléfono está hecho de oro, casi de la máxima calidad que se puede encontrar, con un peso total de 271 gramos.

El iPhone más caro del mundo es el Diamond Rose iPhone 4 32 GB, que cuesta 8.000.000 dólares.

El cuerpo del teléfono está realizado en oro rosa y platino. El botón de inicio es un diamante rosa de 7,4 quilates, rodeado de una doble fila de diamantes blancos engastados. Los laterales del aparato están completamente cubiertos por una triple fila de diamantes blancos para cuya realización se han escogido 500 diamantes iguales y perfectos. El logo de Apple está dibujado con otros 53 diamantes y todos los botones de las funciones del iPhone están hechos de platino puro.

El Diamond Rose iPhone 4 32 GB se presenta en su propia caja de seguridad, elaborada de sólido adornado con oro de 18 quilates granito y forrada de piel de alta calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

video