“El blog del lujo”

Un blog de bolsamania.com


Curiosidades

Joyas caras y exclusivas


Las piezas de alta joyería que te vamos a mostrar a continuación, son joyas tan caras y exclusivas que son imposibles de adquirir. De hecho muchas de ellas están expuestas en museos y no están a la venta. No podrás regalarlas, pero sí podrás tenerlas como referencia si piensas regalar alguna joya.


Todas ellas son un ejemplo de técnicas de joyería de la más altísima calidad, de soberbias piedras preciosas de características únicas y de diseños de una elegancia tan extrema, que muchas de ellas solo pueden ser dignas de la realeza. Son joyas para admirar, en las que muchos joyeros se han inspirado a la hora de crear nuevas colecciones, por lo que puedes encontrar piezas parecidas, con piedras de menor tamaño.


Por ejemplo, el Collar de diamantes Briolette tiene un peso que supera los 75 quilates. Hace unos años tuvo el record del collar más caro del mundo al ser vendido en subasta por 11,1 millones de dólares. Este precio se justifica por dos grandes diamantes que lo adornan.


El más grande de ellos es un enorme diamante briolette de forma de lágrima que cuelga en el centro y a cuyo lado, palidece un excepcional diamante marquesa de tono rosado, que adorna la unión con el collar, una fila de diamantes briolette más pequeños, engarzados sobre una cadena de oro de 18 quilates, de longitud ajustable.


Cartier ha puesto su firma en algunas de las joyas más excepcionales del mundo. Su figura más icónica es la pantera, que ha adornado todo tipo de piezas de joyería y complementos. Una de las panteras más destacables es esta pulsera Panthere, que Cartier hizo para Wallis Simpson, Duquesa de Windsor en 1952.


A lo largo de los años, esta hermosa pulsera de ónices y diamantes ha perdido algunas piedras, pero no por ello ha decrecido su valor. Se subastó hace un tiempo por un precio de 12,4 millones de dólares y se rumorea que la compradora fue la Madonna, la reina del pop, aunque ella nunca lo ha confirmado.


Todas las casas reales hacen encargos especiales para sus reinas, como es el caso de la hermosa Tiara de Diamantes y Esmeraldas, creada en 1900. Está completamente recubierta de diamantes y adornada con once grandes y excepcionales esmeradas. El peso total de la semi corona es de 500 quilates.


Esta tiara ha pasado por varias manos a lo largo de la historia, aunque muchos de sus propietarios atribuidos, son más leyenda que historia, como el caso de Napoleón III. Su actual propietario también es desconocido, aunque sí se sabe que se subastó por 12,7 millones de dólares.

Heart of the Kingdom (Corazón del Reino ) es un precioso collar que debe su nombre al asombroso rubí birmano de 40,63 quilates y talla corazón que lo adorna. Es una de las obras maestras del la joyería Garrat. Este rubí es una piedra tan excepcional que entra dentro de la categoría de “rara”.

Pero no es sólo el rubí lo que tiene valor en este collar. El resto está adornado con 150 diamantes menores, y todos superan 1 quilate, por lo que, únicamente la cadena, tiene 155 quilates de diamantes. Su precio aproximado es de 14 millones de dólares.


Ya hemos visto en otros artículos, algunas de las carísimas y excepcionales piezas que crea la casa Bvlgari. Este Anillo de diamantes de dos piedras Bvlgari, fue creado para formar parte de la colección privada de joyas únicas de la marca, en los años 70. Sin embargo, llegó a venderse en subasta a un comprador anónimo, que pagó la cantidad de 15,7 millones de dólares para poseerlo.


Hay varias razones por las que su precio ha alcanzado esta cifra. La primera, los dos impecables diamantes que la adornan, ambos con color y claridad de pureza perfecta, pero uno es blanco (incoloro) y el otro, de un hermoso tono azul cobalto. El diseño es sumamente original, ya que los diamantes son de una inusual talla triangular y están engarzados, enfrentados en un anillo de oro recubierto por diamantes de talla baguette.

No son las únicas joyas que podemos considerar como excepcionales y que están consideradas como el top de las piezas de joyería más caras del mundo. Aún faltan las mejores, de las que hablaremos en un próximo artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

video