“El blog del lujo”

Un blog de bolsamania.com


Destinos

The Brando, el sueño de Marlon Brando en un resort

Mientras rodaba la película sobre el motín de la tripulación del H.M.S Bounty, Marlon Brando se enamoró de la Polinesia Francesa. El rodaje fue en 1962, la película se llamó en español Rebelión a Bordo y se consideró un fracaso de taquilla. Pero este rodaje le sirvió a Brando -cuyo comportamiento impredecible comenzaba a cerrarle las puertas de los estudios- para plantearse un cambio radical en su vida.

Pocos años más tarde, en 1965, Marlon Brando volvió a la Polinesia Francesa con la idea de comprar su propio trocito de paraíso y lo encontró en una isla llamada Tetiaroa.


Tetiaroa forma parte del conjunto de islas que se conocen como Islas Sociedad, un atolón, formado por una docena de islas de pequeño tamaño que rodean una laguna. Está a unos 50 kilómetros al noroeste de Tahití, bastante aislado y solo se puede acceder en avión por medio de una terminal privada en el aeropuerto de Tahití.
Brando quería convertirla en mucho más que un refugio privado, quería hacer de ella un centro de investigación, con un laboratorio y que constituyera un punto de reunión entre científicos y ecologistas. Siguiendo los preceptos ecológicos más fundamentales, construyó una casa para que fuera su hogar, con un impacto ecológico mínimo y totalmente autosuficiente.

[gallery ids=”21931,21929,21924″]

Diez años después de la muerte del actor, su isla se convirtió en el actual resort The Brando, que está incluido en todas las listas de los mejores hoteles del mundo. The Brando cumple con muchos se los sueños y expectativas del actor, algunas, incluso las supera. Por ello, la isla de Tetiaroa cuenta con una reserva para aves y un bosque protegido, pero además, con un centro de estudios polinesios y una Ecostation. Esta Ecostation, llamada Te Fare rauihi (la casa de las múltiples ciencias) es un centro de investigación sobre sostenibilidad con dos edificios, uno para los laboratorios y otro para la residencia de los científicos.


The Brando se presentó en el Luxury Travel Market de Cannes en 2014 y automáticamente pasó a ser considerado uno de los mejores ejemplos de eco-lujo del planeta. Desde entonces encabeza los tops de premios a los mejores hoteles. Este año, Travel + Leisure le ha otorgado el segundo puesto como mejor hotel del mundo.


The Brando se compone de un conjunto de 30 villas de lujo de un dormitorio ( de aproximadamente 100 metros cuadrados), 4 de dos dormitorios ( de 168 metros cuadrados) y 1 gran villa de tres dormitorios que tiene una superficie de 246 metros cuadrados.

La mayoría de las villas se sitúan cara al mar y ofrecen espacios cuidados y confortables, con una gran sala de estar, una sala multimedia y dormitorios completos con vestidor y cuarto de baño in suite. Además, todas disponen de un espacio exterior con jardín y piscina, que se comunica con el interior por medio de terrazas que unifican el ambiente.


Los huéspedes disponen de coches eléctricos para moverse por las islas y barcos para poder navegar entre ellas. Una de las islas dispone de un aeródromo privado, que es la única forma de entrar o salir del atolón.


En un establecimiento de este tipo, en un entorno que invita a la relajación, no podía faltar un spa. Se llama Varua Te Ora Polynesian Spa un lugar donde serenar tanto el cuerpo como el alma (Varua significa alma). Se encuentra en armonía con su entorno, casi mimetizado con la naturaleza y ofrece una gran cantidad de tratamientos holísticos que combinan técnicas tradicionales polinesias con tratamientos internacionales.

[gallery ids=”21932,21927,21917″]

Tampoco podía desatender el aspecto de la gastronomía; The Brando presenta dos restaurantes uno con platos de inspiración polinesia y otro con cocina francesa clásica que ofrece la carta del restaurante Le Grand Véfour de París, del galardonado chef Guy Martin.

[gallery ids=”21930,21926,21916″]

Ambos restaurante elaboran sus platos con ingredientes que se cultivan orgánicamente en la isla, seleccionados por el chef y pescados y mariscos frescos de la zona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

video