“El blog del lujo”

Un blog de bolsamania.com


Destinos

Namibia una experiencia única


Aunque al decir Namibia, probablemente a muchos les venga el desierto a la cabeza, ocupa una gran franja de terreno costero y es un país de gran belleza y contrastes. Muchas de las estampas más típicas de África pertenecen a Namibia y, sin embargo, es uno de los países más desconocidos (y seguros) del continente africano. Aún no está masificado por el turismo, pero sí es pionero en alojamientos de carácter especial, como villas abiertas a la selva o al desierto.

[gallery ids=”21822,21818,21812,21797,21829,21813″]

Por hacer un breve resumen de sus bondades, es verdad que a Namibia se la conoce, sobre todo, por su gran desierto, en el que se pueden encontrar las dunas más altas y perfectas del planeta. También tiene una amplia zona rocosa que cuenta con el segundo cañón más grande del mundo (después del cañón del Colorado) y una larga franja de litoral, en la que hay pintorescos pueblos costeros y larguísimas playas vírgenes en las que el desierto parece juntarse con el mar. Su cielo nocturno es espectacular y se está considerada como un planetario natural.


Namibia es un país de grandes contrastes con una gran variedad paisajística (es el quinto país más grande de África). Está situado en la costa oeste al sur del continente africano, encima de Sudáfrica, junto a Botswana y debajo de Angola. Es un país muy reciente (1990) y sus ciudades tienen aún el aspecto de colonias británicas y, sobre todo, alemanas. A pesar de su extensión (aproximadamente el doble de España), Namibia solo cuenta con unos dos millones de habitantes, por lo que hasta sus principales ciudades no dejan de parecernos pueblos. Hasta hace muy poco, solo atraía al turismo de safaris y cuenta con magníficos campamentos y lodges en los que alojarse en la naturaleza.

[gallery ids=”21816,21806,21805″]

A pesar de ser un país tan joven, su constitución fue la primera del mundo en contemplar la protección del medio ambiente. Es porque una gran parte de su riqueza es de carácter natural. La calidad y variedad de sus ecosistemas y una de las mayores variedades del planeta en cuanto a flora y, sobre todo a fauna. Namibia es el país de los grandes mamíferos, elefantes y sobre todo las jirafas, son una de sus características; también abundan los felinos, los antílopes y más de 600 especies de aves.


Windhoek


Si viajas a Namibia, empezarás por su capital Windhoek (donde está el aeropuerto internacional). Una ciudad con 300.000 habitantes en la que están los principales servicios e instituciones y en el que te sorprenderá su iglesia luterana y el orden con el que está diseñada.

[gallery ids=”21837,21838,21795″]

Por supuesto, en Windhoek encontrarás hoteles de lujo en los que alojarte. Está el Hilton Windhoek, el Windhoek Country Club Resort, el Belvedere Boutique Hotel o el Hotel Heinitzbug, todos de cinco estrellas. Lo más típico es alojarse en villas o chalets en los que se reciben una pequeña cantidad de huéspedes y que se llaman guesthouses. Encontrarás muchos y muy variados; algunos parecen albergues, pero otros son chalets de ultra lujo, incluso algunos los puedes reservar para tu uso privado al estilo de las villas europeas.


En Windhoek puedes encontrar algunas curiosidades, incluso gastronómicas, como el Joe’s Bar, uno de los restaurantes más famosos de Namibia si quieres probar carnes diferentes, como la de cocodrilo o cebra. La ciudad cuenta con centros comerciales para shopping y algunos monumentos interesantes, aunque son más llamativos los las reservas naturales y parques que están en sus proximidades, como el Leopard Trail o el Naankuse Wildlife Sanctuary.

Viajar por Namibia


Para apreciar Namibia en todo su esplendor, deberás alquilar tu transporte (podrás alquilar coches, barcos y avionetas) con o sin conductor o guía. Con tu jeep podrás moverte libremente y experimentar las aventuras que te apetezca vivir.

Podrás viajar hasta la zona rocosa en la que se encuentra el cañón de Fish River y alojarte en el espectacular Fish River Lodge.

También puedes acercarte hasta algunas de sus localidades principales, todas con mucho encanto, como Keetmanshoop, Mariental y Rehoboth.

[gallery ids=”21835,21791,21808″]

Verás que no se parecen en nada las ciudades costeras, las que se encuentran al borde del desierto y las de las zonas rocosas y merece la pena visitarlo todo.

[gallery ids=”21823,21789,21792″]

Nuestra recomendación es que te dejes guiar y aconsejar por algunas de las empresas especializadas en organización de viajes en África. Ratpanat Luxury and Adventure está especializada en safaris y viajes de aventura con actividades en la naturaleza; Nuba está especializada en viajes a medida para grupos o familias, desde hace más de 20 años. También hay algunas específicas de Namibia, como Wilderness Safaris y algunas ONGs que colaboran en la organización de campamentos, como Save the Rhino Trust.

[gallery ids=”21821,21820,21811,21824,21827,21839″]

Como puedes ver, tienes multitud de opciones para conocer Namibia y dejarte llevar por el encanto de la vida salvaje y la naturaleza en estado puro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

video