“El blog del lujo”

Un blog de bolsamania.com


Gourmet

Los dulces de Navidad más celestiales

dulces navidad conventos

Durante toda mi infancia ocurría un hecho puntual que nos avisaba de la llegada inequívoca de la Navidad y de los Reyes Magos, y esto era la aparición de unas particulares cajitas que contenían los dulces de Navidad más celestiales. No sé cómo llegaban a casa de mi abuelita todos los años, pero en su salón se apilaban decenas de cajas de varios tamaños con los dulces, pasteles, tortas y bizcochos más deliciosos que nunca he probado. Con el tiempo me informé y supe que se trataba de gran parte de la producción del Convento de Bocairente, donde mi tía/abuela Guadalupe Ferrando eligió una vida de clausura durante más de 70 años, falleciendo como Madre Priora hace algunos años. Aunque guardo algunas recetas antiguas, con el fallecimiento de las monjitas “productoras”, se perdió en dicho convento esa tradición navideña tan entrañable.

ALC MONJAS DOMINICAS Y DULCES

Pero existen en España muchos conventos y monasterios donde todavía prevalece la costumbre de elaborar estos maravillosos y delicados dulces navideños. Recuerdo que en el Convento de Bocairente las monjitas nuevas que llegaban, casi siempre, habían sido trasladadas desde Sevilla, donde la costumbre es más que centenaria. Otro dato significativo es el alto precio de esta deliciosa repostería. Mi abuela me dijo que con la venta de este producto, se cubría gran parte del presupuesto anual y poder mantener así su estilo de vida de gran “Recogimiento”. Pero hay otro dato que todavía resulta más interesante: se elabora todo con productos naturales e incluso con vegetales cultivados en el propio convento, como puede ser la calabaza, zanahorias, frutas frescas, miel, etc. Los frutos secos, muy importantes para elaborar las tartas y bizcochos de almendra, avellanas, piñones o nueces, fueron luego ampliándose a los venidos de lugares exóticos, como el pistacho, nueces orientales, etc.

almendras rellenas

En Andalucía existe una gran cantidad de conventos donde se producen dulces de navidad. Hace unos días, terminó en Torremolinos su Feria del Dulce de Convento 2013, con expositores de alrededor de cuarenta congregaciones distintas repartidas entre las provincias de Granada, Cádiz, Jaen, Córdoba, Almería, Sevilla y Málaga. Otra zona muy atractiva está localizada en la zona centro de España. En Toledo, por ejemplo, existe constancia de la elaboración de dulces al menos desde el siglo XII. Según he leído, el Convento de San Clemente sería el primero en elaborar mazapán, nada menos que en el año 1212.

convento santa clara

Cada región española tiene una predilección por ciertos dulces, así que han quedado más en la tradición que otros. Por ejemplo, la elaboración de turrones procede tradicionalmente del Levante. Posiblemente se ha elaborado y se elabora en otras zonas, pero ha arraigado y mejorado a lo largo del tiempo, de manera que sería en Alicante y luego en Jijona donde más fama y calidad han ido adquiriendo, traspasando todas las fronteras, con pedidos multimillonarios hacia la zona de América, norte de Europa y últimamente en dirección a Asia. Los polvorones también son elaborados en toda la geografía, pero son muy apreciados los venidos de Sevilla. Los buñuelos se preparan en cada comarca con su toque personal, así tenemos que no es lo mismo un buñuelo en Cataluña que en Galicia, por poner un ejemplo, pues puede variar algún ingrediente que le confiere su sabor particular, aunque la base de su elaboración sea la misma. Hojaldrinas, almendras rellenas, borrachinas, alfajores, etc., tienen sus toques de sabor y textura que enriquecen nuestra gastronomía.

REPOSTERÍA Y ARTESANÍA EN LOS CONVENTOS

En estas fechas se está celebrando en Madrid, en el Paseo de Recoletos, la II Exposición de Dulces de Monasterios y Conventos de Clausura, que termina el 26 de diciembre. No me perdería la oportunidad de probar tan ricos manjares para el paladar, si me acercara a la Capital, por nada del mundo. Debemos recordar que en España sigue manteniéndose más del 50 % de la vida monástica mundial y que gran parte de sus ingresos se deben a la elaboración de sus exquisiteces artesanales. Cómo echo de menos esos pastelitos de gloria, dulces de calabaza, rellenos de cabello de ángel, chocolates rellenos, frutas confitadas y ese largo etcétera que nos acerca a la Navidad y a los más entrañables recuerdos. Al menos todavía tenemos una amplia red de conventos que continúan con esta, quizás, la más dulce de las tradiciones artesanas de España.

[gallery ids=”2471,2472,2473,2474,2475,2476,2477,2478,2479,2480,2481,2482,2483,2484,2485,2486,2487,2488,2489,2490,2491,2492″]

Toni Ferrando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

video