“El blog del lujo”

Un blog de bolsamania.com


Economía y Finanzas

El Grupo ING hace los deberes

INGHouse1

“El Grupo financiero con sede en Amsterdam, ING, hace los deberes tras la liquidación de 1.025 millones de euros a las arcas del Estado Holandés, como último pago por el préstamo de 10.000 millones recibido tras la crisis de 2008”. Esta noticia es de lo más alentadora y ejemplar no sólo para el sistema financiero de los Países Bajos, sino para toda Europa, pues nos puede dar a entender que lo peor de la crisis económica ha pasado, que no podíamos tocar más fondo y que ahora sólo queda que ascender hacia arriba.

Grupo_ING_en_el_Mundo

Si hace una semana la Bolsa de Tokio revitalizaba el mundo financiero con “dinerito fresquito”, una inyección de Capital que repercutía en todos los demás corros bursátiles del mundo, que los bancos europeos saneen sus cuentas indica que se puede vislumbrar la luz al final del túnel. Si cada semana recibiéramos la noticia de que los bancos europeos “saldan” sus créditos, ya que obtienen dividendos, con sus respectivos Estados, sin duda hablaríamos de un “resurgimiento del mercado en Occidente”.

pboxx-pixelboxx-309635

Pero la noticia optimista de ING se cuenta en un minuto, cuando es algo penoso y que ha sucedido a lo largo de seis años y tras una lluvia de continuadas noticias contradictorias, incluida la de la “falsa disolución de la Compañía”, al menos en dos ocasiones, aparecida en algunos medios de comunicación. El grupo bancario y asegurador holandés ha abonado durante este tiempo un 12,7 % de rentabilidad anual al Estado, incluyendo 683 millones de euros del reembolso de los valores utilizados de capital considerado como de “máxima calidad” y otros 342 millones de euros en intereses y primas, según datos detallados por la entidad en un comunicado oficial. ING ha abonado al Estado un total de 13.500 millones de euros, operación avalada por el Banco Central Holandés y supervisada por el Banco Central Europeo.

ING conferencia prensa

Bien es cierto que la Compañía sufrió una dura reestructuración desde noviembre del 2008, reduciendo un año después algo más de 8.000 trabajadores de su plantilla y el cierre de sucursales en numerosos países, factor primordial para registrar ganancias durante el segundo trimestre del 2009. Lo triste sería que tras las severas restricciones, ni se produjeran beneficios, ni se pagara a los acreedores y que supusiera un lastre para la economía, como está ocurriendo con otros grandes grupos financieros en Europa. Sería muy beneficioso que todos “imitaran” el modelo de ésta, al menos en lo concerniente a sus estrategias de “adaptación” a los nuevos mercados.

logo-ing

Si echamos un ligero vistazo histórico a los análisis más pesimistas del Grupo ING, en noviembre del 2012, hace ahora dos años, auguraban malos presagios e incluso el despido de 2.350 trabajadores hasta el 2015. Quizás regresen de nuevo las “entrevistas de trabajo”, la readmisión, motivadas por las noticias alentadoras más actuales; pudiera ser que se quebrara el pesimismo de “tiempos pasados” y comenzáramos a respirar aire puro, ese aire que se contagia y nos convierte en emprendedores, aunque tenga que venir el flujo desde el centro de Europa.

[gallery ids=”7764,7765,7766,7767″]

Toni Ferrando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

video