“El blog del lujo”

Un blog de bolsamania.com


Coleccionismo

435 millones de zippos vendidos en el mundo

zippo 2015

Si hay 435 millones de zippos vendidos en el mundo y el primero se elaboró en 1932, nos da una media de 5 millones y 241 mil por año, cantidad desorbitada y que lo convierte en el encendedor de metal más popular de todos los tiempos. Pero resulta que no es el más económico del mercado y las series especiales, que son las más caras, se agotan en muy poco tiempo. Salvando algún momento de crisis contado, este artículo ligado a la costumbre de fumar, es sinónimo de éxito empresarial a todos los niveles y creo que merece una atención específica en nuestro apartado de Coleccionismo, a pesar de que su existencia no llega al siglo.

green-zippo-lighter-close-up-photo

La Zippo Manufacturing Company se fundó en 1932 por George G. Blaisdell en Bradford, Pensilvania. El diseño estaba inspirado en un encendedor austríaco y con las innovaciones definitivas, sería en 1936 cuando se patentara el modelo que todos conocemos. Se ha llegado a pagar más de 37.000 dólares por zippos de la primera época, sobre todo del año 1933, primer año de comercialización. Se impuso el nombre de Zippo porque, según cuenta la propia empresa, el sonido de apertura recuerda al “zip”, similar en las antiguas cremalleras (zipper).

viejo zippo

Lo que daría fama internacional a este encendedor sería la II Guerra Mundial, pues fue el encendedor más buscado por los soldados y marineros. Está diseñado para soportar todo tipo de inclemencias y condiciones de viento extremas, así que el propio Ejército Estadounidense lo elegiría como “encendedor oficial”, cuyos pedidos no cesaron hasta el momento. De hecho, es el souvenir más demandado cuando se visita un barco de guerra norteamericano. En la Guerra de Vietnam prácticamente se contaba a Zippo por soldado.

zippo_concept_store

Las colecciones de zippos son muy llamativas. Existen piezas desde los 12 euros hasta los 85 euros que se pueden adquirir en tiendas autorizadas y estancos, pero también en joyerías, con un modelo de zippo elaborado con oro de 18 quilates a un coste de 14.000 euros la unidad. Todos los zippos vienen numerados y con garantía del fabricante de “por vida”, hecho fundamental en el éxito del artículo, pues lo hace único y 100 % fiable (yo mismo poseo uno que tiene más de 30 años). En caso de rotura del mecanismo interno, la marca se compromete a reemplazar la pieza estropeada o a cambiar el encendedor por otro nuevo.

Zippo-Armor-Lighter-2015-Annual-Lighter-No-60000128-Ltd-Edition-of-750

Las marcas grabadas al pie del encendedor indican la fecha de fabricación y el modelo. Estos códigos comenzaron a inscribirse a mediados de 1955, primero a base de puntos (.), después a base de combinaciones de líneas paralelas (|) a partir de 1966. Desde 1974 hasta 1981 líneas diagonales hacia adelante (/) y hasta 1986 diagonales hacia atrás. Además de las marcas correspondientes para datar los zippos, el coleccionista debe saber diferenciar las imitaciones simplemente por el peso y el cromado del metal, pues son sustancialmente más ligeros que los zippos originales. Hay verdaderas obras de arte grabadas en las caras de estos míticos mecheros y los colores son cada vez más sofisticados.

[gallery ids=”10956,10957,10958,10959,10960,10961,10962,10963″]

Toni Ferrando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

video